La mejor forma de ganar músculo

No todas las mujeres están buscando perder peso, algunas realmente quieren agregar algunas libras. Pero no solo cualquier libra, generalmente significan que quieren ganar masa muscular. Y al igual que con la pérdida de peso, el aumento de peso se reduce a la ingesta calórica frente a la producción de calorías. Sin embargo, existen otros factores que pueden ayudar a que usted desarrolle sus músculos de la manera más saludable y eficiente utilizando el programa Maximizador de Musculos.

Cuando estás en el gimnasio haciendo ejercicio, estás descomponiendo tus músculos (es decir, poniéndoles estrés); fuera del gimnasio, se recuperan y crecen a través de la dieta, el sueño y la hidratación. Aquí está su plan de dos partes para maximizar el crecimiento muscular.

Dentro del gimnasio

1. Haga ejercicios de fuerza que sean movimientos compuestos del músculo. En otras palabras, haz movimientos que utilicen músculos múltiples y articulaciones múltiples al mismo tiempo. Estos reclutan y degradan más fibras musculares de modo que en la fase de recuperación, más se desarrollan y crecen que si se hicieran solo movimientos musculares aislados. Los ejercicios incluyen sentadillas, estocadas, peso muerto, limpiezas, burpees, estocadas y movimientos pliométricos como saltos con sentadillas y saltos de cajas, y se pueden realizar con nuestros pesas, según corresponda.

2. Levante pesas más pesadas. Lo he dicho antes: entrena como un hombre, parece una dama. ¡No tengas miedo de pesas más grandes! Si levantas como los niños, tu cuerpo produce testosterona para adaptarse al gran estrés que le das, y esto ayuda a desarrollar los músculos. Si está haciendo una sentadilla de espalda cómodamente con solo una barra, agregue de 5 a 10 libras a cada lado. Si realiza de ocho a diez repeticiones de cualquier movimiento cómodamente, es una buena señal de que debe aumentar su peso. Para los movimientos de peso corporal, haga más repeticiones (si puede, algunos ejercicios de peso corporal ya son lo suficientemente desafiantes).

3. Sube tu velocidad de repetición. Otra forma de poner más estrés en su cuerpo es simplemente completar sus repeticiones más rápido (sin sacrificar la forma). Un buen ritmo es una repetición cada dos segundos. Aún deberías poder mantener tu formulario.

4. Manténgase en un cardio ligero de bajo impacto. Y no mucho de eso. Cardio hace que su sangre fluya para que sus músculos reciban más oxígeno, lo que promueve el crecimiento muscular. Pero no hagas demasiado: siempre debes levantar más veces que haciendo cardio si quieres aumentar tu masa muscular. Un buen plan a seguir es el entrenamiento de fuerza tres veces a la semana y un día de cardio ligero y de bajo impacto, sin carreras de seis millas. Piense en el cuerpo de un corredor de larga distancia (muy delgado, bajo en grasa corporal) en comparación con el cuerpo de un velocista (más muscular). Además, no haga cardio antes de su sesión de entrenamiento de fuerza si elige hacerlos el mismo día. Esto fatiga sus músculos y sacrificará la forma y aumentará el riesgo de lesiones.

Fuera del gimnasio

1. Tiempo tus carbohidratos. Coma más carbohidratos en el desayuno e inmediatamente después de su entrenamiento en esa ventana anabólica de media hora para maximizar la recuperación muscular. Su cuerpo tiene esa ventana corta después del entrenamiento para restaurar, así que obtenga una bebida líquida de carbohidratos y proteínas en su cuerpo para ayudar a reponer sus reservas de glucógeno lo más rápido posible. Esto ha demostrado restaurar la recuperación muscular, aumentar las ganancias de masa muscular y aumentar los niveles de la hormona del crecimiento. Durante su sesión de cardio, beba una bebida rica en carbohidratos o rica en calorías para asegurarse de mantener su consumo de calorías. Y el sentido común aquí: el resto del día come alimentos buenos, es decir, mucho color y proteína. Para obtener más consejos, siga este plan de alimentación para ganar peso de manera saludable.

2. ¡Hidrata, hidrata, hidrata! Beba la mitad de su peso corporal en onzas de agua diariamente para que sus músculos permanezcan llenos y saturados.

3. Duerme. Aquí es donde realmente sucede la magia. Después de un entrenamiento, tus músculos usan los nutrientes y el agua que has ingerido durante el día y trabajarán durante tu sueño para desarrollar y hacer crecer tus músculos. ¡Así que no escatimes!

Comments are Disabled